¿Cómo potenciar un destino turístico aprovechando los aromas?

Turismo olfativo, una rica y agradable experiencia que comienza a implantarse en algunos destinos turísticos.

Cuando hacemos turismo la vista es el sentido que utilizamos, todo nos atrae y no dejamos de mirar cada uno de los detalles por donde vamos. Monumentos, jardines, restaurantes, tiendas etc. etc. nos llaman la atención, nuestra mirada se fija en ellos para captar con la máxima atención reteniendo y memorizando cada uno de estos nuevos y fascinantes detalles.  Algo que muchos desconocen es el uso de nuestra nariz cuando hacemos turismo, esto ocurre de forma menos consciente, nuestro sentido olfativo es estimulado por estos aromas que vamos encontrando, mientras al mismo tiempo, catalogamos y almacenamos en nuestra memoria cada uno de estos olores y relacionamos cada uno de estos recuerdos con los detalles visuales, anécdotas y cualquier percepción que almacenemos en nuestra memoria. Aunque no sabemos la procedencia, podríamos decir que la frase “el turista este de las narices” guarda un significado relacionado con el proceso de olfatear y husmear cada uno de los rincones de los lugares que visita. 🙂

El olfato y el lenguaje pueden trabajar en conjunto, generan una “imagen olfativa” de una ciudad que existe entre la pre-concepción y percepción física. Los vínculos cognitivos contribuyen a nuestra capacidad de percibir.

Cada ciudad, cada lugar dispone de sus paisajes olfativos, un rico y variado catálogo de agradables o repugnantes aromas. Cada aroma contiene un conjunto de adjetivos (calificativos: húmedo, alegre, dulzón…) y sustantivos (relación: flores,campo, mar…) fácilmente recordables, estos pueden describir a la perfección la experiencia vivida por un turista. Hoy en día y gracias a Internet  y las ideas atrevidas e innovadoras podemos disfrutar de esta información. Los mapas olfativos nos ofrecen la posibilidad de conocer cada detalle de estos paisajes repletos de aromas en algunas ciudades del mundo.

Aromas Geolocalizados en mapas olfativos.

La profesora de la universidad Christ Church en Canterbury del Reino Unido Kate McLean es la precusora de estos mapas olfativos abiertos al gran público.

Las fragancias tienen historias y se conectan con nosotros a un nivel emocional, trayendo al presente recuerdos de lugares, eventos y gente. Kate McLean.

Kate decidió crear estos mapas olfativos al ver que existía mucha información geolocalizada de las ciudades del mundo, los mapas contienen todo tipo de información pero el mundo de los sentidos carecía de mapas que indicaran donde poder localizar estos aromas y poder disfrutar de esta agradable y rica experiencia olfativa. Los aromas juegan un papel muy importante en el turismo, son capaces de cambiar la percepción del turista sobre un destino turístico si estos son desagradables. También el poder disfrutar de los aromas típicos de cada ciudad o rincón del mundo hace que nuestra experiencia turística sea mucho más placentera y experiencial. Es por esto que cualquier ciudad del mundo que quiera aprovechar la captación de turismo y ofrecer experiencias, no debe pasar por alto esta identificación de los aromas y geolocalización de cada uno de los rincones que desee potenciar. Los olores son capaces de provocar una respuesta inmediata, se utilizan para iniciar un debate, para incentivar a la gente a usar su sentido olfativo, para colocar en marcha nuestra maquinaria motivando la imaginación, los recuerdos y las sensaciones agradables, para que seamos más conscientes de los aromas que conforman nuestros entornos urbanos… El concepto de marcas olfativas debe implementarse junto con las marcas visuales que retenemos con los ojos para ofrecer mayores experiencias a los turistas. En el Reino Unido la investigadora Victoria Henshaw pretende incorporar el olfato a la planificación, y a la exploración del terreno.

Al reconocer qué olores existen en nuestros pueblos y ciudades, logramos una posición mucho más sólida para pensarlos como contribuyentes positivos a nuestra experiencia en las ciudades, y el modo en que las recordamos y las habitamos. Victoria Henshaw

Al mismo tiempo Victoria Henshaw pretende dar un paso más adelante  usando esta información para preservar algunos olores importantes de nuestras ciudades, o para pensar cómo debe ser el paisaje olfativo de algunos espacios públicos, o para llamar la atención sobre las características físicas, temporales o históricas de un lugar en particular. La memoria olfativa es episódica y no de naturaleza semántica. Podemos recordar cuando nos encontramos con un olor antes, pero en la mayoría de los casos no podemos mencionar el nombre del olor y, si lo hacemos, a menudo es por deducción … Por este motivo es crucial el implementar el uso de aromas en cualquier destino turístico, tenemos que ser capaces de  lograr reunir toda  la información sobre estos aromas únicos y particulares de cada punto del destino que queremos potenciar si queremos en verdad ofrecer al turista ricas y apasionantes experiencias y crear una conexión. Si conseguimos conectar con el turista y logramos que se ejecute una asociación con los aromas, habremos creado un vínculo, y cada vez que interfiera en cada una de estas personas lograremos activar unimpacto publicitario, un regreso a la experiencia y sobre todo una recomendación a sus más allegados.

¿Utilizas los aromas para potenciar tu destino turístico?

Ciudades como Glasgow, Edimburgo, París y Amsterdam ya disponen de mapas olfativos.

Menciona 5 aromas típicos que puedes encontrar en tu ciudad y adjudícales 3 adjetivos a cada uno de ellos.

2018-06-26T07:49:41+00:00